martes, 15 de noviembre de 2011

La vida el amor y un tarot de letras ideológico


Interpretar es buscarle el sentido posible a un conjunto de significantes que es un texto. Se puede situar entre lo que el texto da a entender y lo que el lector entiende. Es su ultima forma y representación, resultado del esfuerzo de quien lo intenta interpretar.
Un poema no es mas que la organización verbal de sugestiones que están implícitas en la palabra. Una forma estética que se armoniza con lo que de significado tiene el texto.
La ambición de quien escribe no es ser reconocido, es mas bien que sus palabras sean recriadas en la acción de la lectura.
Es ahí que las palabras ganan autonomía y perduran mas allá del autor.
Como lo dijo Marx, el autor hace , pero no sabe, o sea una praxis, sin el saber , solo poiesis en la intuición del saber.
Aun que exista siempre una intencionalidad, mas que nunca ideológica , el autor , al mismo tiempo que estética , de la vida , suya y de los otros.
La democracia , asumido como el único sistema viable,  es en la literatura representada por la capacidad de participación de todos en el texto, un texto abierto como diría Umberto Eco.
Hablamos literariamente , de que al leer el pasado , estamos a leer el presente , aquí y ahora un viaje de regreso interpretado por el lector. Comprometido con el presente , el texto es siempre un texto comprometido con lo social  y la historia, no existen textos fuera de ello.
Ser un autor comprometido , es escribir el mundo con sus ojos, con coraje de asumir lo políticamente incorrecto.
Soy tantas veces políticamente incorrecto que solo quedan los valores básicos de la humanidad, la vida y el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario