sábado, 31 de diciembre de 2011

El teatro, un discurso identitario

Los ideólogos progresistas siempre huyen a un concepto muy complejo y casi tabú, el de territorio y las relaciones que (no) tenemos con el, siempre distantes en el concepto político.
El (no) territorio, resume esa distancia. El territorio tiene siempre implícito el hecho de su contenido antropológico, sociológico, es imposible hablar de ello sin su contenido ideológico, como tal este texto no puede ser epistemológico ni mucho menos ingenuo.
En estos territorios existe un discurso simbólico ( teatro ) , que es un fundamento identitario de las comunidades que son territorio y su relación de pertenencia, la disputa territorial por parte de distintas comunidades culturales puede transformarse en lo que comúnmente se llama la guerra por territorio.
En el concepto de territorio esta implícito un pensamiento identitario, estamos en el momento de introducir la literatura, Voltaire afirmaba que en la poética, el arte dramática precedía el concepto de nacionalidad y su origen, puedo casi afirmar que específicamente el teatro es en realidad el indicador de la soberanía de la nación y de la cultura nacional, la poesía en si misma no es característica de una cultura nacional , lo es el teatro, la poesía dramática, su ausencia es un mal de nacionalidad, su ausencia, una enfermedad que corrompe el hecho identitario.
Hacer teatro es refundar la nacionalidad, nada tiene mas fuerza en el empuja hacia el proceso identitario , que el escenario desde donde se comunica lo nacional.
Friedrich Meinecke , pionero del nacionalismo moderno,  en welburgertum und Nationalstaat , establece la distinción entre kulturnation y Staatsnation, La primera designa una nación cultural y la segunda una de carácter político, cuando las dos están presentes en el mismo territorio, estamos en la presencia de uno nuevo país.
El  teatro pone la poiesis como discurso vinculado al concepto territorio y concepto de nación al servicio de un proceso identitario que ningún otro discurso puede alcanzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario