martes, 31 de enero de 2012

La realidad de las golondrinas

Un día, nació de nuevo, se consideraba a si mismo en ese acto, como alguien que irrumpió sin avisar, forzando la dilatación de un orificio pequeño para volver a nacer, creando una imagen del antes y  del después de si mismo, o mejor volviendo por entre  medio de algo que era su vida. Toda su niñez misteriosamente, volvía y revivía en su memoria. Lo que paso en ese momento, era el misterio que hacía que esa mañana no se pareciera a ninguna otra. El color del amanecer, la charla que mantenía amistosamente con su armario mientras elegía con que vestirse. Todo esto siendo otra persona que era la misma en otro tiempo, en uno en que era niño y corría por las calles , hasta encontrar su amigo Kepa, que le esperaba para jugar en el portal de su casa.
Esta era la forma en que, como por instinto, sin saber como, saltaba en el tiempo y lo escribía, en ello revivía cada momento y disfrutaba.
Paseaba por la habitación y sin avisar, volvía a saltar al tiempo en que escondía los libros prohibidos, amontonándoles con los mas socialmente aceptables, he dicho socialmente aceptables? Pues no , eran y son una basura de libros. Contaban historias de gente muy feliz, con final feliz que cantaban canciones casposas, con danzas de volantes como postre.
Pero no, todo al revés, el mundo era gris, inquietante y peligroso. Y como me gustaba lo peligroso, sonreí. Doy un silbido y con naturalidad, cierro la puerta del armario, elijo la camisa, y  vuelvo a mi historia.
Los libros prohibidos eran los primeros en ser leídos. Tenían ideas y pedían acción. Tenía siempre la percepción de que eran ideas que las traían las golondrinas en primavera. Hablaban de otras realidades, distantes, pero creía que si las traían las golondrinas es que eran realidad y existían.
Volví a abrir el armario,  mire el reloj y  para mi sorpresa ya era tarde, luego continuare con esta historia.
( nada es raro aqui, yo era el otro que decidió un dia ser yo)

domingo, 29 de enero de 2012

Una mujer sola y cansada


Esta mujer cansada, sube la cuesta, de tan cansada sube y no puede, de tan agotada. Que dios le ayude. dicen dos mujeres que la miran, sudor en su frente la mujer sube, casi indiferente.
Esta mujer sale de casa, de madrugada, trabaja todo el dia , toda la jornada y regressa a casa ya noche cerrada. Trae en la mano, que el brazo estiende, cansado, quemado del sol que le fustiga, un bolso colgando de la fatiga.
Que mujer mas bella y joven, de cuerpo serrano, bien torneado, así sonrojada, escucha los piropos de unos chavales y se da prisa en la caminada, y al caminar le saltan los pechos del respirar, respirar cansado , sin viento fresco que la persiga, ahí va la mujer con el  bolso de la compra, subiendo la cuesta. Y las mujeres la continúan mirando y susurrando que dios le bendiga.
En casa; besa sus hijos, les da de comer, friega los platos , limpia la casa, friega el suelo, desmelenada, desarreglada, cose la ropa, agobiada, y con los niños durmiendo come una sopa, ya enfriada.

Ya desnuda se tumba en la cama, como que muerta, agotada, llego el hombre , le hace el amor, no se entera de nada, solo le espera el amañecer y otra madrugada.

sábado, 28 de enero de 2012

Presentación de Amatxu y deTai-Chi en Wadi Rum

Presentación de Amatxu y deTai-Chi en Wadi Rum

Casa del Libro Alameda Urquijo / Urkixo Zumarkalea, 9 Bilbao
Viernes, 3 de febrero de 2012 / 19 horas


Todo lo recaudado de la edición de todos mis libros reverte en favor de un Asociación sin animo de lucro, gracias por estar ahi.

Sinopsis:
"Amatxu" cuenta la historia de un niño con una vida poco común, desde su nacimiento en un campo de concentración al sur de Francia, pasando por el exilio de la España franquista en Portugal y su huida hacia una Alemania ya democrática. Es la vida y son los sentimientos de una persona que, como tantas, tuvo que hacer lo indecible para sobrevivir en una época tan convulsa como absurda.

En este libro, Unai Makua D'Etcheverry ha conseguido, con un lenguaje claro y preciso, desgranar una crónica terrible sin caer en el sentimentalismo ni en el victimismo, eludiendo los tópicos sobre un tema tan trillado y llenando de autenticidad cada una de sus páginas.

Sinopsis:
Julián es un hombre moderno, sin muchas convicciones más que vivir el momento, y siguiendo esta filosofía se deja llevar, una vez más, por el destino. Sin embargo, su vida dará un giro radical cuando conozca a Su San, una enigmática mujer taiwanesa que lo arrastrará a la otra punta del mapa, al amor, a la muerte, a la vida.

Unai Makua D'Etcheverry nos deja, en esta ocasión, una historia de espías, un romance y un desengaño existencial muy bien entretejidos, siguiendo su estilo, tan sencillo como certero.

De tal palo tal astilla (Madre/Hija)

Nos cuestionamos las relaciones madre/padre,  hijo/hija, madre/hija, madre/hijo, me voy a enfocar en la relación hija/madre en que el hijo esta ahí , pero ausente.
Freudianamente de acuerdo con una formula retomada por Lacan y mas tarde modificada por el psicoanálisis  freudiano de tendencia feminista , en que se destacan Dorothy Dinnerstein y Nancy Chodorow, la hija se identifica con la madre y se autocondena a la marginación, o se identifica con el padre y entonces no solamente se condena a la alienación o enajenación de si misma como mujer y lo mismo en relación a la madre , pero concluí que la orden paterna no le concede el acceso privilegiado reservado al hijo como miembro del mismo sexo. Para la mujer en esta situación indeseable de no identificación universal, pero también para su hijo ya paternalmente identificado, el llamamiento amoroso de la madre persiste en el subconsciente filial , lo que impide  la realización por entero de la alianza con el poder ( masculino ) del padre sellando así , tanto al hijo como a la hija , el usufructo de las ventajas que tal alianza acarrearía , ideológicamente y emocionalmente.
En el caso de la ausencia del hijo, la hija asume las dos condiciones, distanciándose mas del padre, que la rechaza en la distancia, perdiendo la herencia tanto emocional  como ideológica.
En el entorno socio cultural de hoy, el distanciamiento es aun mas pronunciado, no encuentra en la microsociedad, que es la familia un referente que le satisfaga ( en la crisis económica en un modelo social consumista, no realiza los tópicos sociales, decepcionada con la sociedad y su entorno familiar vive una pseudología fantástica), sencillamente se despersonaliza y toma conductas agresivas para con su entorno. Se identifica en su “pseudología fantástica” con entornos y vivencias ajenas a las de su realidad, generando una conducta agresiva cuando tiene que afrontar su realidad social.

jueves, 26 de enero de 2012

Algunos paran para ver llover


Se calentaba las manos en el radiador, es el frío de enero, lluvioso de estas tierras del demo, perdidas en las montañas.
El hombre bebía un vaso de agua, en el intermedio de cada pensamiento, lo bebía despacio, disfrutando del momento.
En algunos momentos paraba en su labor de las letras, para pasear los ojos a su vuelta , no había nada de especial que mereciera ser contado, una mesa un par de sillas y una pared a que  le faltaba pintura y parecía copiada de una escena de un película antigua en que los personajes son gente muy mayor de la misma edad de la casa en que viven.
Por la ventana, pasaban sombras que le confundían. No podía aprehender la totalidad de las imágenes y se quedaba con el perfil de las ramas e el color de las sombras.
Se decidió por un trozo mas de pizza recalentada, que era su cena, como se pudiera llamar a eso cena , lo tomaba con cuidado, como un ritual, la doblaba un poco y  le pegaba con la punta de dos dedos como si le pudieran dañar y escuchar un lamento que le hiciera perder el hambre.
Llovía, el agua caía tranquila , saltando en la repisa de la ventana, hacía como que una pequeña escalera y ella bajaba cada peldaño como una catarata , eso si era de se ver, y paraba los ojos para admirar tan frágil y natural belleza y como que solidariamente le salían lagrimas que acompañaban el ritmo de la catarata. Porque lloraba ? Por todo , por nada , por lo que había de haber pasado que no pasó. Pues nada, volvió a su labor de la escrita y volvió a soñar en otras dimensiones.

El tiempo, ese sin vergüenza despechado y cruel


La intemporalidad, en el texto solo existe temporalidad para los personajes que ahí viven, el texto en si mismo es intemporal.

El que vive en una gran ciudad o muy atareado, joven “ con toda una vida por delante”  no vive el tiempo, no tiene la percepción de que el tiempo pasa por ellos silenciosamente sin que nadie le haga caso y sin hacer caso de nosotros. El tiempo es como una nube que pasa alto, silenciosa a la que no prestamos atención ni nos dedica ningún momento, hasta que un día despertamos para el tiempo, y sorprendidos llegamos ala conclusión de que se ha distanciado y todo el pasado lo vemos lejano, es una vida tan solo de recuerdos. Así sorprendidos, es con una mezcla de ternura, tristeza y alegría que asumimos, que estamos mayores. Es el momento inevitable de la tomada de consciencia de que el tiempo ya paso por nosotros , se distanció y nos toca vivir el presente con mas detenimiento , porque el tiempo paso a ser una constante preocupación, porque hemos constatado que es finito y limitado. Un bien precioso que hay que gestionar con cuidado sin perder una única oportunidad de ser feliz o hacer feliz  a alguien.
Hemos perdido mucho tiempo en la espera, las espera del amante que no viene o llega tarde, en fin la espera. La espera es el intervalo del tiempo, el tiempo parado. Es en este tiempo que se da la confrontación del pasado con el presente, y se vive el tiempo revivido, que también es tiempo, es en el tiempo parado que se da el retroceso de la consciencia.
Es una historia que cuenta algo que acabó de pasar, el presentimiento de lo que va a pasar, o la reviviscencia del pasado, eso es revivir ese momento, cuando hablo de alguien que ha muerto , cuento la historia desde la vida, del presente hacia un pasado, una siempre presente referencia temporal.
El tiempo en la literatura nos recuerda nuestro tiempo y lo importante que significa para aquel que ya no tiene tiempo.

miércoles, 25 de enero de 2012

Dios, el erotismo y la anti cultura


Ni la cultura ni su destrucción es un acto erótico, lo que es erótico es el abismo que las separa y su discurso que se vuelve erótico.
La ruptura, , lo anti social, llegaría a afirmar una casi anormalidad , la inquietación, el caos, eso es lo que fascina al espectador en un mundo que lo entiende como erótico. La ruptura como si de un acantilado se tratara , divide la cultura de la anti cultura.
 La educación rompe el encantamiento de la cultura bebida de las emociones y de lo animal, moldando las conductas a la cultura, por eso el erotismo surge del niño salvaje, perdido en los bosques.
El hombre , cultura, busca entre los espejos, los laberintos, en lo mas básico de su condición humana, reencontrar la felicidad perdida en las escuelas.
La conducta del marginal “ loco “ es el camino para la felicidad. El único camino para la creación es la afirmación de la diferencia. Las dos posibilidades de afirmación de la diferencia son la marginalidad y la locura.
Aun que yo no pueda entender la utilidad de este texto que escribo, afirmo y reclamo el erotismo como fuerza primordial de la creación, y que el mismo dios creador, de conducta marginal, del cielo de la tierra y sus habitantes, lo ha hecho en consecuencia de un brote psicótico. Espectador de su creación, dios, entro en un estado depresivo. Más se informa que su estado es estable, aun que medicado, (risperdona a tope), pero que no cunda el pánico, no dejaremos que cree otro mundo semejante, para tranquilidad de los universos.
Como se puede constatar la misma creación es un acto erótico, teniendo en cuenta la carga cultural de dios y el abismo que la separa de la anticultura que somos todos nosotros.

martes, 24 de enero de 2012

Perro muerto


Siempre me olvido de contar historias de la gente común, gente de la calle, gente que vive en un barrio en un vieja calle que cuando llueve es pasto del fango, en casas ya condenadas al derrumbe donde se cruza la gente se saludan muy bajo, para que nadie les escuche y sepa que existen, cada una con su perfil, con sus cantares. Son hombres, de cabeza gacha, que como ríos fluyen por las calles por la madrugada buscando trabajo, viven escondidos como perros, con miedo que algun forastero les de una patada, viven como perro que robó un hueso. Perros con miedo que les muerdan. Se cuenta, como que susurrando por ahí en secreto, que al perro a quien le ha mordido un hombre, se le contagio la rabia y ladra, muestra los dientes y quiere morder.
Conocí el hombre que mordió al perro, y que le contagio la rabia.  Era un verdadero señor, tenia los suyo, unas propiedades en Andalucía y unas industrias en el País vasco, un hombre de bien , decían.
El perro, enfermo, deambula por las calles y la jefatura de sanidad ha decidido sacrificarle. Sacrificar , aquí significa asesinar, solo que es en defensa de la salud publica.
El perro, acosado por los funcionarios públicos que defienden la patria el ciudadano y el deber ser, se escondió en un callejón, pero sus cazadores no le dieran tregua, y ya arrinconado, le fusilaran sin piedad
Con una bala en el cuerpo, cae, derrumbado por el peso de la bala que le hace mas espeso uno de los lados de su cuerpo, el cuerpo del hombre, perro muerto.

lunes, 23 de enero de 2012

En la retina de mis ojos

Mis amigos viven en la retina de mis ojos
Es por ellos que les conozco
Y es por ellos que amo
Que siento
Que sufro
Son también mis ojos que dañan
Y les dañan, no en ellos
Pero en mi
En mi, los colores de los arbustos
de las hojas caídas
que voltean en el viento
que sufrimiento
Con estos ojos
He visto como la noche llega
A pasos largos
Pasos de invierno
y amigo te alejabas
no me digas adiós
tu tranquilo,
volveremos
Una vez que caen las hojas
estoy seguro y prometo
que regresamos en primavera.
Es el sentido natural de las cosas
Como el , el sentido natural de las cosas
soy un artífice del mundo
canto el mar y la montaña
repudio el vacío , el no ser
fuera cual fuera el
no me intimida
soy un creador
Esta es la canción de la creación :
amor
desamor
mis ojos
los colores
la emoción
la mirada
arrastrando mares y montañas a su paso
flores
que son imágenes que invisten hacia mi como miuras
y desbocadas se mueren en el horizonte.
De los campos
siento la frescura de las hierbas
que me miran y les miro
exhibiendo mi corazón como un único ojo
me revuelco en ellas
ya extenuado
por agotamiento o por error
me he olvidado de crear
el mismo creador.

viernes, 13 de enero de 2012

La libertad libre, el 15 M y el "pequeño hombrecito"


Muchos se preguntan lo que es la libertad libre.
El concepto de libertad tomo dejo de ser un concepto autónomo, o sea libertad para algo, o mismo libertad en nombre de algo, ya no sobrevive por si mismo, siempre existe alguien que se adjudica como el dueño del concepto. Cuando decimos en nombre de la libertad , ya tan solo quiere decir en nombre de la libertad de alguien, no de mi libertad, la libertad de uno se desvanece en medio de la libertad de alguien que la usa para una que otra finalidad no muy clara ni transparente y se adjudique mi libertad. Por ejemplo:  La falange quiere la libertad de ser falange, aun que eso implique muertos en las cunetas, pero si que defienden una libertad , la suya.
En el 15M se defiende la libertad, pobres, vienen las infiltraciones y luego les vemos defender los derechos de muchos que no defienden la libertad de nadie , si no la suya.
En una reunión del 15M en que estaba presente he asistido a algo incongruente, sin sentido,. Se habían convidado partidos políticos y sindicatos para hacer una manifestación conjunta, y los mismos que habían gritado hacia una semana que no “había pan para tanto chorizo” ahí estaban intentando pactar con los mismos contra quien habían gritado los mayores insultos, dianas de la cólera y rabia de todos los presentes.
Cuando advertí de tal incongruencia, los mismos que habían convocado la reunión y hecho la gestión de la misma , entraran en cólera , me insultaran y vapulearan, ES QUE DE LO QUE SE TRATABA YA ERA DE LA LIBERTAD DE ALGUNOS,  ni tampoco la de si mismos.
La estrategia era sencilla y demás conocida, inventaran una razón en base a una serie de conceptos no muy claros y poco entendibles por una sociedad poco informada, que si la constitución, que si la deuda, que si la economía, que si las cuentas publicas, todo un tigre de papel que aun que con alguna lógica era una falacia, porque no era el objetivo en si mismo, el objetivo era encontrar una estrategia por parte de esos “Pequeños Hombrecitos” de crear puentes con una determinada área política del poder, para que se establecieran como asalariados de ese poder , ganando puntos, MI LIBERTAD AL SERVICIO DE OTROS.
La libertad solo es libertad si es libre, así que he introducido ese concepto, queremos una libertad libre, ya no vale tan solo la "libertad".

La moral del "Pequeño Hombrecito" y la libertad libre


Willelm Reich
........
"Decir la verdad sobre ti es peligroso para la vida. La verdad es salvadora de la vida, pero se convierte en objeto de pillaje de todas las mafias. Si esto no fuera así, no serías lo que eres ni estarías donde estás.
Mi intelecto me dice: «Di la verdad cueste lo que cueste». El Pequeño Hombrecito que hay en mí dice: «es estúpido exponerse, ponerse a merced del Pequeño Hombrecito. El Pequeño Hombrecito no quiere oír la verdad sobre sí mismo. No quiere asumir la responsabilidad que le corresponde. Quiere seguir siendo un Pequeño Hombrecito o llegar a ser un pequeño gran hombre. Quiere enriquecerse o llegar a ser un líder político, o comandante de la legión o secretario de la sociedad' para la abolición de¡ vicio. Pero no quiere asumir la responsabilidad de su trabajo, del abastecimiento, de la construcción de viviendas, de los transportes, de la educación, de la investigación, de la administración... o de cualquier otra cosa.»
El Pequeño Hombrecito que hay en mí dice:
«Te has convertido en un gran hombre, conocido en Alemania, Austria, Escandinavia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Palestina, etc... Los comunistas te combaten. Los «guardianes de los valores culturales» te odian. Tus estudiantes te aman. Tus antiguos enfermos te admiran. Los afectados por la plaga emocional te siguen. Has escrito doce libros y cincuenta artículos sobre la miseria de la vida, la miseria del Pequeño Hombrecito. Tus descubrimientos y teorías se enseñan en las universidades; otros hombres, que comparten tu grandeza y soledad, dicen que eres un hombre muy grande. Eres comparado a los gigantes intelectuales de la historia de la ciencia. Has hecho el mayor descubrimiento de estos últimos siglos, porque has descubierto la energía vital cósmica y las leyes de funcionamiento de la vida. Has explicado el cáncer. Te han echado de un país a otro porque continuamente has proclamado la verdad. ¡Ahora relájate! ¡Ya no te preocupes más!. Disfruta los resultados de tus esfuerzos, goza de tu celebridad.
Dentro de poco tu nombre será reconocido en todas partes. ¡Ya has trabajado bastante! Quédate tranquilo y sigue buscando la ley funcional de la naturaleza.
Así habla el Pequeño Hombrecito que hay en mi y que tiene miedo de ti Pequeño Hombrecito.
Durante mucho tiempo estuve en estrecho contacto contigo porque conocía tu vida por. mi propia experiencia y quería ayudarte. Mantuve este contacto porque me daba cuenta que te ayudaba efectivamente y que tú reclamabas mi ayuda, a menudo derramando lágrimas. Poco a poco entendí que aceptabas mi ayuda, pero que eras incapaz de defenderla. Te defendí y llevé a cabo duros combates en tu lugar. Luego llegaron tus führers que destruyeron mi obra. No decías una palabra y los seguías. Ahora mantengo el contacto contigo para ver como podría ayudarte sin perecer convirtiéndome, ya en tu Führer, ya en tu víctima. El Pequeño Hombrecito que hay en mí, querría persuadirte, «salvarte» y querría ser mirado por ti con esa misma veneración que sientes por las «matemáticas superiores», porque no tienes la menor idea sobre lo que tratan. Cuanto menos comprendes más dispuesto estás a venerar. Conoces mejor a Hitler que a Nietzsche, a Napoleón que a Pestalozzi. Un rey tiene más importancia para ti que Sigmund Freud. Al Pequeño Hombrecito que hay en mí le gustaría conquistarte con los mismos métodos que emplean tus führers. Te tengo miedo cuando es el Pequeño Hombrecito que hay en mí quien quiere «conducirte hacia la libertad». Podrías identificarte conmigo y yo contigo. Asustarte y matarte en mi. Por eso no estoy dispuesto a morir por tu libertad de ser esclavo de no importa quién.
Sé que no puedes entender lo que acabo de decir: «Libertad de ser esclavo de no importa quién»; admito que no es una cuestión sencilla.
Para no seguir siendo esclavo de un único amo y convertirse en. el de no importa quién primero es necesario eliminar a este opresor individual, digamos el zar. Sin embargo, no se podía ejecutar este asesinato político sin grandes ideales de libertad, sin móviles revolucionarios. Se funda entonces un partido revolucionario de liberación bajo la dirección de un hombre realmente grande, digamos Jesús, Marx, Lincoln o Lenin. El verdadero gran hombre se toma muy en serio tu libertad. Para instaurarla en la práctica necesita rodearse de muchos pequeños hombres, de ayudantes y aventureros ya que él no puede acometer solo esta obra gigantesca. Por otra parte, no le comprenderías y lo dejarías caer si no se hubiera rodeado de pequeños
grandes hombres. Rodeado de éstos, conquista el poder para ti, o un trozo de verdad, o una fe nueva y mejor. Escribe evangelios, manifiestos de libertad, etc., y cuenta con tu ayuda y seriedad. Te arranca de tu ciénaga social. Para mantener juntos a tantos pequeños grandes hombres, para no perder tu confianza, el verdadero gran hombre debe sacrificar poco a poco su grandeza que sólo era capaz de salvaguardar en la más absoluta soledad espiritual, lejos de ti y de tu ruidosa existencia -y sin embargo en estrecho contacto con tu vida-. Para poder conducirte debe aceptar que lo transformes en un Dios inaccesible. No le tendrías confianza si continuara siendo el hombre sencillo que era, el hombre que puede amar a una mujer sin necesidad de un certificado de matrimonio. En este sentido únicamente tú eres el que creas a tú nuevo amo. Promovido al papel de «nuevo amo», el gran hombre pierde su grandeza, pues su grandeza se basaba en su honradez, sencillez, valor, y en un contacto real con la vida. Estos pequeños grandes hombres cuya grandeza se deriva del gran hombre, acaparan altos cargos de las finanzas, la diplomacia, el gobierno, las ciencias y las artes, y tú permaneces donde estabas: en la ciénaga. Continúas vestido andrajosamente por un «futuro socialista» o un «Tercer Reich». Sigues viviendo en casas sucias con techos de paja y paredes de estiércol. Pero estás orgulloso de tu palacio de cultura. Te conformas con la ilusión de gobernar hasta la próxima guerra y la caída de los nuevos amos."
......

jueves, 12 de enero de 2012

El mecanismo de la escrita


El mecanismo de la escrita.
La mirada, la mirada del escritor pintor:
El escritor no tiene los ojos esféricos, los tiene poliédricos , multi facetados lo que le permite mirar en todas las direcciones. Inteligente, mas precisamente fulgurante el escritor tiene que tener esa capacidad de captar , procesar y retener toda esa información, resultado de la observación, para después volcarla en el papel en forma de palabras.
Intuitivo, el escritor, la usa como  metodología para penetrar de esa forma en las cosas y tocar su intimidad , guardarla para luego revivirla en el momento preciso de la escrita, resultando una torrente de emociones substantivadas en frases , un discurso del consciente de intuiciones del inconsciente.
Esa torrente de ideas  constituida de impresiones de colores fuertes a pinceladas rigorosas que retratan la realidad.
Los críticos de a literatura que lo hacen usando un sistema, una critica sistemática, lo hacen desde el error en mi opinión.
No creo en sistemas críticos, ya que la idea de sistema es diametralmente opuesta a la de critica. Se elabora un sistema luego de la critica, no son conceptos simultáneos en el tiempo.
Hablando de estética , tenemos que asumir la afirmación de que las verdades no existen de la misma forma que la belleza tanpoco, son conceptos que los lleva “El tiempo” y que se conforman al discurso ideológico de cada momento histórico.

miércoles, 11 de enero de 2012

Lo obsceno del amor


Roland Barthes

Lo obsceno del amor
OBSCENO. Desacreditada por la opinión moderna, la sentimentalidad del amor debe ser asumida por el sujeto amoroso como una fuerte transgresión, que lo deja solo y expuesto; por una inversión de valores, es pues esta sentimentalidad lo que constituye hoy lo obsceno del amor.
[...] 
Di con un intelectual enamorado: para él, “asumir” (no reprimir) la extrema tontería, la tontería desnuda de su discurso, es lo mismo que para el sujeto batailleano desnudarse en un lugar público: es la forma necesaria de lo imposible y lo soberano: una abyección tal que ningún otro discurso de la transgresión puede recuperarla y que se expone sin protección al moralismo de la antimoral. De ahí que juzgue a sus contemporáneos como otros tantos inocentes: lo son los que censuran la sentimentalidad amorosa en nombre de una nueva moral: “El sello distintivo de las almas modernas no es la mentira sino la inocencia, encarnada en el moralismo falso. Hacer en todas partes el descubrimiento de esta inocencia –es tal vez el aspecto más repulsivo de nuestro trabajo.” (NIETZSCHE, La généalogie de la morale, 208).
[...] 
En la vida amorosa, la trama de los incidentes es de una increíble futilidad, y esta futilidad, unida a la mayor formalidad, es sin duda inconveniente. Cuando imagino suicidarme por una llamada telefónica que no llega, se produce una obscenidad tan grande como cuando, en Sade, el papa sodomiza a un pavo. Pero la obscenidad sentimental es menos extraña, y eso es lo que la hace más abyecta; nada puede superar el inconveniente de un sujeto que se hunde porque su otro adopta un aire ausente, mientras existen todavía tantos hombres en el mundo que mueren de hambre, mientras tantos pueblos luchan duramente por su liberación, etc. ".
La carga moral decidida por la sociedad para todas las transgresiones golpea todavía más hoy la pasión que el sexo. Todo el mundo comprenderá que X... tenga “enormes problemas” con su sexualidad; pero nadie se interesará en los que Y... pueda tener con su sentimentalidad: el amor es obsceno en que precisamente pone los sentimental en el lugar de lo sexual. Ese “viejo nene sentimental” (Fourier) que moriría bruscamente en estado amoroso, parecería tan obsceno como el presidente Félix Faure atacado de congestión al lado de su amante. (Nous deux –la revista- es más obscena que Sade.)

La dedicatoria
DEDICATORIA. Episodio de lenguaje que acompaña todo regalo amoroso, real o proyectado, y, más generalmente, todo gesto, efectivo o interior, por el cual el sujeto dedica alguna cosa al ser amado.
El regalo amoroso se busca, se elige y se compra dentro de la mayor excitación – excitación tal que parece ser del orden del goce. Calculo activamente si ese objeto complacerá, si no decepcionará, o si, por el contrario, pareciendo demasiado importante, no denunciará por sí mismo el delirio –o el embaucamiento en el que estoy aprisionado. El regalo amoroso es solemne; arrastrado por la metonimia voraz que regula la vida imaginaria, me transporto por entero en él. A través de ese objeto te doy mi Todo, te toco con mi falo; es por eso que estoy loco de excitación, que recorro las tiendas, que me obstino en encontrar el buen fetiche, el fetiche brillante, logrado, que se adaptará perfectamente a tu deseo.
El regalo es caricia, sensualidad: vas a tocar lo que he tocado, una tercera piel nos une. Regalo a X... una pañoleta y la lleva puesta: X... me regala el hecho de llevarla; y, por otra parte, así es como, ingenuamente, lo concibe y lo dice. A contrario: toda moral de la pureza requiere que el regalo sea desenvuelto por la mano que lo da o que lo recibe: en la ordenación budista los objetos personales, las tres vestiduras, se le ofrecen al bonzo sobre angarillas; el bonzo las acepta tocándolas con un bastón, no con la mano; así, en el futuro, todo lo que sea donado –y de lo que ha de vivir- será dispuesto sobre una tabla, en el suelo o sobre un abanico.
[...]
Es un argumento típico de la “escena” actuarle al otro lo que se le da (tiempo, energía, dinero, ingenio, otras relaciones, etc.); puesto que ello es provocar la réplica que hace funcionar toda escena: ¡Y yo! ¡y yo! ¡qué es lo que no te doy! El regalo revela entonces la prueba de fuerza de la que es instrumento: “Te daré más de lo que me das y así te dominaré” (en los grandes potlatchs amerindios se llegaba así a incendiar, a degollar esclavos). 


“¡Adorable!”
[...]
Encuentro en mi vida millones de cuerpos; de esos millones puedo desear centenares; pero de esos centenares, no amo sino uno. El otro del que estoy enamorado me designa la especificidad de mi deseo.
Esta elección, tan rigurosa que no retiene más que lo Único, constituye, digamos, la diferencia entre la transferencia analítica y la transferencia amorosa; una es universal, la otra específica. Han sido necesarias muchas casualidades, muchas coincidencias sorprendentes (y tal vez muchas búsquedas), para que encuentre la Imagen que, entre mil, conviene a mi deseo. Hay allí un gran enigma del que jamás sabré la clave: ¿por qué deseo a Tal? ¿Por qué lo deseo perdurablemente, lánguidamente) ¿Es todo él lo que deseo (una silueta, una forma, un aire)? ¿O no es sólo más que una parte de su cuerpo? Y, en ese caso, ¿qué es lo que, en ese cuerpo amado, tiene vocación de fetiche para mí? ¿Qué porción, tal vez increíblemente tenue, qué accidente? ¿El corte de una uña, un diente un poco rajado, un mechón, una manera de mover los dedos al hablar, al fumar? De todos esos pliegues del cuerpo tengo ganas de decir que son adorables. Adorable quiere decir: éste es mi deseo, en tanto que es único: “¡Es eso! ¡Es exactamente eso (lo que yo amo)!” Sin embargo, cuanto más experimento la especificidad de mi deseo menos la puedo nombrar; a la precisión del enfoque corresponde un temblor del nombre; la propiedad del deseo no puede producir sino una impropiedad del enunciado. De este fracaso del lenguaje no queda más que un rastro: la palabra “adorable” (la correcta traducción de “adorable” sería ipse latino: es él, es precisamente él en persona).
[...]

La carta de amor
Como deseo, la carta de amor espera su respuesta; obliga implícitamente al otro a responder, a falta de lo cual su imagen se altera, se vuelve otra. Es lo que explica con autoridad el joven Freud a su novia: “No quiero sin embargo que mis cartas queden siempre sin respuesta, y dejaría de inmediato de escribirte si no me respondes. Perpetuos monólogos a propósito de un ser amado, que no son ni rectificados ni alimentados por el ser amado, desembocan en ideas erróneas sobre las relaciones mutuas, y nos vuelven extraños uno al otro cuando nos encontramos de nuevo y hallamos cosas diferentes a las que, sin asegurarnos de ello, habíamos imaginado.”
(Aquel que aceptara las “injusticias” de la comunicación, que continuara hablando ligeramente, tiernamente, sin que se le responda, adquiriría una gran maestría: la de la Madre.)

Lo intratable
Hay dos afirmaciones del amor. En primer lugar, cuando el enamorado encuentra al otro, hay afirmación inmediata (psicológicamente: deslumbramiento, entusiasmo, exaltación, proyección loca de un futuro pleno; soy devorado por el deseo, por el impulso de ser feliz) digo sí a todo (cegándome). Sigue un largo túnel: mi primer sí está carcomido de dudas, el valor amoroso es incesantemente amenazado de depreciación: es el momento de la pasión triste, la ascensión del resentimiento y de la oblación. De este túnel, sin embargo, puedo salir; puedo “superar”, sin liquidar; lo que afirmé una primera vez puedo afirmarlo de nuevo sin repetirlo, puesto que entonces lo que yo afirmo es la afirmación, no su contingencia: afirmo el primer encuentro en su diferencia, quiero su regreso, no su repetición. Digo al otro (viejo o nuevo): Recomencemos. 


Átopos
ÁTOPOS. El ser amado es reconocido por el sujeto amoroso como “átopos” (calificación dada a Sócrates por sus interlocutores), es decir como inclasificable, de una originalidad incesantemente imprevisible.
La atopía de Sócrates está ligada al Eros (Sócrates es cortejado por Alcibíades) y al Pez torpedo (Sócrates electriza y adormece a Menón). Es átopos el otro que amo y que me fascina. No puedo clasificarlo puesto que es precisamente el Único, la Imagen singular que ha venido milagrosamente a responder a la especificidad de mi deseo. Es la figura de mi verdad; no puede ser tomado a partir de ningún estereotipo (que es la verdad de los otros).
Sin embargo, amé o amaré muchas veces en mi vida. ¿Ocurre pues que mi deseo, por especial que sea, se aferra a un tipo? ¿Mi deseo es por lo tanto inclasificable? ¿Hay, entre todos los seres que amé, un rasgo común, uno solo, por tenue que sea (una nariz, una piel, un aire), que me permita decir: ¡he aquí mi tipo! “Es totalmente mi tipo”, “No es del todo mi tipo”: palabra de conquistador: el enamorado no es en realidad sino un conquistador más difícil, que busca toda la vida “su tipo”? ¿En qué rincón del cuerpo adversario debo leer mi verdad?
[...]
Frente a la originalidad brillante del otro no me siento jamás átopos, sino más bien clasificado (como un expediente muy conocido). A veces, sin embargo, llego a suspender el juego de las imágenes desiguales (“¡Que no pueda yo ser tan original, tan fuerte como el otro!”); intuyo que el verdadero lugar de la originalidad no es ni el otro ni yo, sino nuestra propia relación. Es la originalidad de la relación lo que es preciso conquistar. La mayor parte de las heridas me vienen del estereotipo: estoy obligado a hacerme el enamorado, como todo el mundo: a estar celoso, abandonado, frustrado, como todo el mundo. Pero cuando la relación es original, el estereotipo es conmovido, rebasado, eliminado, y los celos, por ejemplo, no tienen ya espacio en esa relación sin lugar, sin topos, sin “plano” – sin discurso.

Los celos
Como celoso sufro cuatro veces: porque estoy celoso, porque me reprocho el estarlo, porque temo que mis celos hieran al otro, porque me dejo someter a una nadería; sufro por ser excluido, por ser agresivo, por ser loco y por ser ordinario.

martes, 10 de enero de 2012

La literatura infantil no es ingenua.


La literatura infantil no es ingenua. Todos sabemos que la forma de oficializar la literatura infantil es la escuela, el aparato ideológico del estado en estado puro.
De esta literatura se nutren los niños de nuestras escuelas, leer no es un pasatiempo es una forma de alimentar el espirito y los políticos lo saben.
La primera imposición de esa literatura viene por parte de los adultos que la eligen de acuerdo a su ideología para los niños imponiéndoles así su ideología.
Nos olvidamos que los media y los que producen entretenimiento infantil en todos los ámbitos , televisión radio y ahora las famosas tablets, lo hacen a partir de un guión escrito por adultos para niños. Guiones estudiados para transmitir conceptos y formas de ver el mundo que lejos de ser ingenuas son estudiadas minuciosamente para transmitir un mensaje ideológico.
Siempre esta presente el adulto, en una decisión unilateral, la del adulto. El que lo escribe intenta mimetizar el niño, sus apetencias , formas de comunicar para así conseguir el objetivo final que es interesarle en su lectura. No hay interactividad , el niño no decide nada, es conducido ya no tan solo por un lenguaje que vincula ideología como por la propia historia que le cuentan. En los casos en que existe posibilidad de interactuar del niño, este siempre busca una aproximación al real que muchas veces el texto esconde, de ahí las preguntas complicadas que dejan los padres en situaciones no muy cómodas. Como diría Gadamer “ el lector busca siempre respuestas para sus preguntas” no hay texto sin preguntas ni respuestas sin texto que las enuncie.
La violación de los derechos de los niños esta en la incapacidad que tienen de defenderse, en su fragilidad critica, solo superable cuando se le da la oportunidad de elegir las preguntas. El niño solo tiene obligaciones , no tiene privilegios no puede cuestionar ni elegir otra lectura que no sea la que sus padres elijen de acuerdo con su ideología y su clase social.

lunes, 9 de enero de 2012

Inquietudes de la filosofia - poesia

Hermenéutica sin Heidegger es como una tortilla sin huevos, no existe. La política no se puede disociar de la filosofía de Heidegger ( el nacional socialismo) igual que su estética ( la estética nacional socialista) en un palabra hablamos del nazismo.
Después de todo , Heidegger tiene una segunda fase intelectual, que aun que no sendo redentora es distinta. Desarrollo una filosofía de lo poético, una ontología poética, que se puede leer en el “Ser y el tiempo” y en ensayos estéticos , una forma de pensar fundada en un discurso ( no encuentro mejor palabra en castellano) de perspectiva esencialista no instrumental.
Es esencial leer en Heidegger los caminos de la poesía y una hermenéutica en que se articulan el ser y la historia en la lenguaje ( la verdad poética del ser).
La exegesis bíblica pasa la palabra a un exegesis del ser entre los caminos entre el ser y el tiempo y el tiempo y el ser. La palabra como esencia de la verdad desde y siempre que se entienda como la palabra mas allá de la comunicación.
Lo poético es palabra en un horizonte siempre presente, y que antes de serlo en el texto, es palabra no nombrada, abierta, un proceso interpretativo permanentemente onto  poético. El sincretismo poético filosófico de los románticos alemanes y del mismo Nietzsche, tiene en este apartado de la filosofía en Heidegger su forma mas elaborada y mas genial.
Soy obligado a afirmar que no se puede leer poesía de algunos poetas que marcan la historia reciente de la literatura y algunos actuales sin leer su filosofía.
En Heidegger hemos aprendido a leer  el filosofo como poeta y el poeta como filosofo, el estatuto del poeta y del filosofo, tienen la misma orden originaria en lo que respeta el sentido del ser  y responden al ser usando un atributo del que piensa, el habla.

La molesta moral de los valores y de los principios.

La problemática decurrente de las contradicciones , de los conflictos resultantes de la oposición de dos tipos de moral, una subversiva de los valores burgueses y otra acomodada al estatus social. Una moral burguesa , hipócrita y represiva y una moral del deseo, sin actitudes misóginas , que dimensione y potencie la relación mujer hombre.
Sobre este conflicto y de su debate, mantenemos siempre la ilusión de que aparecen teorías nuevas y nuevos valores posibles a que anclarse en un sentido progresista, lo que en mi opinión ahora mismo es una labor casi imposible, ya que para complicarlo tenemos presente un conflicto generacional en un momento de desencuentro identitario y la crisis económica.
Estamos en un momento de cambios sociales importantes, y se ha generado la confusión generalizada sobre el papel del hombre y de la mujer en la sociedad.
De forma mas radical diría que esta sociedad de alguna forma ha perdido la capacidad de amar. Desilusionados , cerrados en si mismos los hombre y las mujeres no aman , ( cuando se ama, y se dice ven, la mayor prueba del amor es ir, sin pensarlo). Todo por lo contrario , nuestra sociedad generó una conducta egoísta y mas que todo responsable, el amor no es ni puede ser responsable ni siquiera coherente. En esta sociedad no esta permitido amar, son tan solo acuerdos de interés común. Una sociedad mercantilista en la cual el amor no esta contemplado como un valor.
Dentro de lo que son los valores sociales , están valorados el trabajo y condición social, y lo que todo eso puede proporcionar en el plan material, mas concretamente de consumo.
El amor no es un valor de consumo, es un valor en si mismo imposible de valorar económicamente y que no cotiza en bolsa.
Nos parece demagogia, una tesis demasiado sencilla para algo que en cada uno de nosotros se presenta muy ambiguo. Y vienen las preguntas inteligentes: Y las responsabilidades que tenemos como ciudadanos, como padres, madres, y sin pretender tomar partido de ninguna moral ya doctrinada, como parejas ?
Todo disculpas y falsos argumentos, lo que no queremos es asumir nada, ni nuestros sentimientos ni tenemos coraje para eso.
Finalmente somos una sociedad de cobardes que deambula por los centros comerciales, usando la visa como doctrina de conducta.

sábado, 7 de enero de 2012

Somos del tiempo de que somos hechos


Nada es ser antes de serlo
Ser, es un momento
Un momento de los sentidos
Presente en las palabras
Que los tornan presentes
Palabras de amor
que el ser devora
ciego
con la boca
de la voz que las gritan
Libre de los sentidos que las aman
mas cerca del saber
nacen flores
se inventan viajes
solo hechas de voluntades
Agotado, sin sueño
me brillan los ojos
de tanto soñar
En mis sueños
he inventado un salón de baile
grande , iluminado
solo para poder bailar
sonreír
con música al caminar
Esto es ser
Acontecer, viajar
Siempre a mi ventana
una vida
hecha palabras
con mucho que contar.

viernes, 6 de enero de 2012

Donde vivo ?


Vivo en uno de esos lugares bendecidos por la naturaleza, donde las plantas, el aire, los animales que la pueblan, son de una armonía suave y perfecta.  Nada  es grande o sublime, pero hay una simetría en el color, en los tonos, una disposición en todo lo que se ve y se siente,  parece que la tranquilidad, la paz de la mente y el corazón de la casa donde vivo, viven allí inmersos en un  reino de amor y benevolencia. 
En  la montaña, el bosque, es una masa de vegetación de la  frescura y  variedad más bella, tengo el privilegio de  verla a través de una ventana que se abre desde mi habitación.
Cuando llegas al camino que llega a mi casa, los árboles esconden una cabaña antigua, medio en ruinas, con un aire de comodidad grosero, de un  color oscuro cargado por el tiempo y los vientos del norte que la fustigan. De ahí es que nace el  amanecer, entre las hayas y los robles, se viste  de color malvarrosa  y la alfombra del suelo verde le da paso al dia.


La noche de las sombras.



Por la noche con los pies cerca de la chimenea, sustentando en las manos una taza de café, he decidido leer a Shakespeare, nunca lo habria entendido si no lo hiciera de esa manera, me imagine en Warwick a orillas del río Avon, mirando un roble desde la ventana, y la neblina que esconde el monte como se estuviera en la misma Albion ( antiguo nombre de Gran Bretaña).
Desde la chimenea salen sombras que se pierden contra las paredes, como almas del otro mundo, las que los poetas describen como brujas, que podrían bien, ser de Macbeth.
Sir John Falstaft, el tripon, inmortalizado por Shakespeare y por Wagner me acompañan en la lectura.
Todo perfecto para una noche especial. La noche de las sombras.

miércoles, 4 de enero de 2012

El bobo, la dama abandonada, el chiflado de la Wii, chevalier Dix-Sept y sus amigos


Hoy vamos a introducir el bobo en nuestro discurso literario, un personaje literario que  existe para resolver el paradojo del tiempo y del espacio de muchas narrativas.  Normalmente se le asume como el diablo en su relación con los personajes, como tópicos instituidos. Allan Poe “Great Tales and Poems” lo presenta como parte del discurso, en un tiempo impreciso pero en su relación entre el rey y sus siete ministros. Siempre en medio de un conflicto, que puede ser de poder o sencillamente de ámbito del escarnio hacia los valores sociales, el bobo representa la destrucción del estatus, jugando con fantasías y sentidos comunes.
Es la inmolación de los actores  protagonistas y de lo que representan con un humor violento.
Veamos nuestra historia de la dama abandonada, el chiflado de la Wii, a los cuales vamos a tener que juntar a chevalier  Dix-Sept y personajes de toda condición, aun que de menor importancia.

El bobo:



Bienvenu, Ongi etorri, Bienvenidos



La historia que os voy contar

Y de la que algo conocéis

Es tan cruel, tan inhumana

Que ríos me hace llorar

Oh… mundo tremendo y oscuro

Como puedes maltratar

tan sufrida noble dama?

Traicionada por su amante.

Lloren gentes, llorad

Su marido, el pobre

con su alma destrozada

por las penas de su esposa

partió para la cruzada

a tierras santas de Arousa

Y sus amigos,

que penar

solidarios con tales penas

Que padece esta dama

Le compadecen escondidos

como siempre, bajo la cama

No son uno ni dos ni tres

son una tal muchedumbre

que hacen cola a la ventana

escondidos, como de costumbre

Y con tanta discreción

esmerando la decencia

defendiendo su honor

le propinan tal calor

a su cuerpo desnudo

que la dama suspira

cada vez que mira

a su amante cornudo.

Respuesta de la Dama abandonada y triste

Vuestro mensaje me dejo mal, enferma de las emociones que despertaran en mi, emociones tan sensibles que hice un esfuerzo indecible, para no correr y buscarte donde estés.
Estas emociones , de violentas y al mismo tiempo insoportables me han hecho perder los sentidos y permanecer mas de tres horas ausente, resistiéndome a volver a la vida que por ti voy a perder.
Los cds de la Wii no los encuentro, los conservaría solo para ti , como lo hago con mi vida, defendiéndoles de cualquier virus o mal que se les acercara. Finalmente al volver a la razón sentí una alegría inmensa de saber que me moría por ti.
Por tu ausencia, reconozco que empiezo a sentir algo nuevo, el contentamiento de no volver a sufrir a no dejar que me destroces el corazón, por el dolor de tu partida.
Nota: Así que los encuentre, a los dichosos cds de la Wii ven a visitarme para que los lleves o te los envío por DHL, deseo que tu nuevo amor se te quede mirando jugando horas como yo lo hacia mientras te planchaba la ropa.
De esta muy tuya, que nunca te deja de amar , aun que con pesares desmedidos en su frente, como los que vas a tener muy brevemente.

martes, 3 de enero de 2012

Contestación a la carta de amor


Contestaciones a la carta de amor en plan “culebron “ desde una sociedad “moderna “ siglo 21.



Por SMS

Ya pasare por los cds de la Wii, que me los he olvidado.





Por email



Hola,

Lamento no poder contestarte ahora mismo , pero tengo reunión. Pero no te preocupes ya se te pasará. Te paso luego el contacto de un amigo psiquiatra.

Ya pasare por los cds de la Wii, que me los he olvidado y hablaremos del tema.



Por whats up

Ya lo lamento, te quería haber contestado antes pero no tenia cobertura.

Cartas de amor

-Continuación del post anterior
 "es una carta que tiene como destinatario el lector , es tan solo una carta"

Habías hecho crecer en mi una pasión que ahora en tu partida no puedo suportar, un sufrimiento, una  pasión que ahora solo es dolor,  de una crueldad  solo superada por tu ausencia.
Tu ausencia me priva de los ojos, en los que he vivido tanto amor, y que me hicieran conocer emociones y sentimientos que hacían los míos brillar de tanta felicidad. Ahora en la luz de esos ojos en que he vivido tanto amor, ya solo quedan lagrimas, ya que solo sirven para llorar por ti, en tu ausencia.
A ti te he dedicado mi vida desde el momento en que tus ojos me alumbraran el camino del amor, y sin ellos moriré sacrificada a ese amor que me niegas, amor que es el aire que respiro. Respirando suspiro, te envío mensajes al viento para que vuelvas, pero el viento me dice que es en vano mi dolor y ilusión para que vuelvas, ya que no hay aguas ni mares que te traigan de vuelta a mis brazos.
Que cruel es pensar en nuestro amor , en cada momento de pasión sabiéndote en los brazos de otra. Llego a sospechar que estas embrujado, por la forma como te alejaste de mi, y pienso muchas veces salir a rescatarte, pero no, tan solamente te alejaste y fuiste de mi amor.
Quizás hayas encontrado una mujer mas bella, mas inteligente o sencillamente con mas fortuna que te pueda dar algo que yo no tenga para ti, pero nadie puede amarte mas que yo, que aun así traicionada, a una sola llamada te buscaría por el mundo y te amaría dedicándote mi vida, pero no quiero alimentar ilusiones. Porque me abandonaste, y en ese abandono, me entregue a este dolor imposible de suportar, te intento olvidar, pero ni el olvido puede superar tanto amor. En este sufrimiento me muero y lloro con las lagrimas que te escriben esta carta.
No te digo adiós, porque nunca lo podría suportar, amor que no quiero perder, amor que nunca voy conseguir olvidar.