miércoles, 25 de enero de 2012

Dios, el erotismo y la anti cultura


Ni la cultura ni su destrucción es un acto erótico, lo que es erótico es el abismo que las separa y su discurso que se vuelve erótico.
La ruptura, , lo anti social, llegaría a afirmar una casi anormalidad , la inquietación, el caos, eso es lo que fascina al espectador en un mundo que lo entiende como erótico. La ruptura como si de un acantilado se tratara , divide la cultura de la anti cultura.
 La educación rompe el encantamiento de la cultura bebida de las emociones y de lo animal, moldando las conductas a la cultura, por eso el erotismo surge del niño salvaje, perdido en los bosques.
El hombre , cultura, busca entre los espejos, los laberintos, en lo mas básico de su condición humana, reencontrar la felicidad perdida en las escuelas.
La conducta del marginal “ loco “ es el camino para la felicidad. El único camino para la creación es la afirmación de la diferencia. Las dos posibilidades de afirmación de la diferencia son la marginalidad y la locura.
Aun que yo no pueda entender la utilidad de este texto que escribo, afirmo y reclamo el erotismo como fuerza primordial de la creación, y que el mismo dios creador, de conducta marginal, del cielo de la tierra y sus habitantes, lo ha hecho en consecuencia de un brote psicótico. Espectador de su creación, dios, entro en un estado depresivo. Más se informa que su estado es estable, aun que medicado, (risperdona a tope), pero que no cunda el pánico, no dejaremos que cree otro mundo semejante, para tranquilidad de los universos.
Como se puede constatar la misma creación es un acto erótico, teniendo en cuenta la carga cultural de dios y el abismo que la separa de la anticultura que somos todos nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario