jueves, 24 de mayo de 2012

La ética en la terapia conductual


La ética en la terapia conductual
La historia de la humanidad muestra que la sociedad en que vivimos y sus normas de conducta  ha sido construida por el uso de poder y control normalmente con violencia. Desde el principio de los tiempos, los hombres han utilizado las armas de dominio mas poderosas y los castigos de todo tipo, para controlar el comportamiento de los grupos menos poderosos y mas débiles económicamente. El ejercicio del poder resulto siempre  en el aumento de  sus bienes disponibles, esto para los grupos que mantenían el poder y los controladores del mismo, así que para mantener o incluso aumentar el poder de estos grupos y el debilitamiento de los menos poderosos usaran todas las armas a su disposición. El continuo aumento de poder y de la propiedad de los grupos minoritarios resulto en guerras y rebeliones, y se cambiaban los agentes del poder y control de los grupos en conflicto.
Vemos, entonces, que el uso de refuerzo y del castigo siempre se han hecho para controlar los mas debiles.
Esta dinámica histórica, es en conjunto con la historia personal de cada uno la suma y consecuencia de un abuso de poder de otros para su propio beneficio e en contra de las personas que en situación de desventaja reaccionan negativamente a un control de su comportamiento por parte del otro.
Existen formas de control , por indirectas y mas inteligentes, sin violencia aparente que llevan al sujeto a pensar que decide por si mismo, y se enorgullece de su libertad de pensamiento y conducta.
Técnicas que se usan para generar los cambios de conducta de acuerdo con objetivos previstos. Esta es  la base de las metodologías y principios de las psicologías conductualesy lo que dio lugar a la terapia conductual,  estas técnicas son temidas y criticadas, porque se originan en el estudio de las leyes naturales que gobiernan el comportamiento humano, para luego poder cambiarles y dominarles.
Se afirma que no sólo el comportamiento humano es susceptible de ser modificado y controlado, pero que es deseable que esto ocurra.
Esta propuesta lleva a discusiones filosóficas sobre su filosofía  y su metodología, sus principales objeciones son el control de la conducta humana y sus implicaciones en lo que es el libre albedrío, la elección de objetivos y comportamientos para el paciente para que cambie su conducta,  el concepto de chantaje, la manipulación de la conducta y los aspectos mecánicos e impersonales de las terapias que no respetan al individuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario